¡Oh capitán, mi capitán! o la mentira de Peter Pan

En el año 2011 me invitaron a ser el responsable de la sección literaria del suplemento cultural de un periódico. Mi cometido sería escribir artículos sobre literatura universal que invitasen a su lectura, cosa para lo que disponía de un máximo de 6.000 caracteres. Por ese motivo, y en un atisbo de bohemia originalidad, titulé a mi sección «En seis …